web analytics
Ad image

Fito Páez: la triste historia del asesinato de su tía y abuela en Santa Fe

SCALDIA

EAsesinato de su tía y abuela, n el año 1982, Fito Páez se encontraba en la cúspide de su carrera musical en Argentina. Sin embargo, un trágico suceso cambiaría su vida para siempre.

Fito Páez: Asesinato de su tía y abuela

El 21 de julio de ese año, su tía y su abuela fueron asesinadas brutalmente en su casa de RosarioEste hecho conmocionó a toda la sociedad argentina y dejó a Fito en un estado de profunda tristeza y dolor que se vería reflejado en su música en los años venideros. 

Asesinato de su tía y abuela

El asesinato de la tía y la abuela de Fito Páez en Rosario

Un hecho que vivió Fito Páez y lo marcó en lo personal como en lo profesional y se toca en la serie, fue el asesinato de su abuela y tía abuela el 7 de noviembre de 1987. ¿El autor? Un ex compañero del colegio secundario del cantante: Walter de Giusti

Nacido en Rosario, en 1962, un año antes que Fito, Walter de Giusti es y será recordadocomo un psicópata asesino que terminó con la vida de los dos seres que más amaba el cantante. 

De Giusti se sabe que estudió en la escuela secundaria rosarina Dante Alighieri, lugar donde conoció a Páez. Así como el cantautor, tenía un gusto por la música y hasta era miembro de una banda de heavy metal. Sin embargo, al parecer el éxito y el talento le fueron esquivos y comenzó a trabajar de plomero pasados los veinte años. 

Su trabajo de plomero y el ser vecino de Fito, hizo que su presencia sea común alrededor de la casa del cantante, ubicada en calle Barcarce 681 en Rosario, Argentina

Eso hizo que, según informaron investigaciones policiales posteriores al crimen de las abuelas, el criminal pudiera ingresar al domicilio de Fito sin problema.

Recorte de periódico en el que se detalla el crimen de las madres de Fito Páez.

El día del crimen

El 7 de noviembre de 1986, Walter de Giusti, con ayuda de su hermano de 18 años de nombre Carlos, ingresaron a la casa de Fito, con el pretexto de que iban a hacer un trabajo de plomería. Una vez adentro, el par de criminales asesinó a sangre fría a Josefa Páez, de 80 años, y a Delia Zulema Ramírez de Páez, de 76, tía abuela y abuela respectivamente; también a Fermina Godoy, la empleada doméstica de la casa que estaba embarazada. 

Fue el marido de Fermina quien, luego de tocar tímidamente la puerta y no recibir respuesta, entró a la escena del crimen, que daba cuenta de lo sorpresivo e inesperado que había sido todo: la radio estaba encendida, una de las alfombras doblada y la enceradora enchufada. Caminó por el zaguán hasta el interior de la vivienda y se encontró con Fermina muerta y ensangrentada con un trapo de limpieza en la mano, había recibido varias puñaladas, y con las abuelas de Fito, también sin vida. Josefa con marcas de cuchillo en su cuerpo y Delia, con una bala en la cabeza. A los pies de su tía, un bolso de compras.

Walter de Giusti (Izquierda) Fito Páez en la actualidad (derecha).  

Mientras esto pasaba en su casa, Fito se encontraba en Río de Janeiro de gira con su banda, a la que también pertenecía Fabiana Cantilo, su novia de entonces. 

Enterado de la noticia, el cantautor declaró tiempo después que destrozó el cuarto de hotel en el que se encontraba, lleno de ira por lo que había sucedido con su abuela y su tía abuela, dos personas claves en su infancia tras la muerte de su madre biológica, Margarita Ávalos, cuando este tenía solo 8 meses de edad. 

Walter de Giusti fue condenado a cadena perpetua el 24 de agosto de 1987 en la cárcel de Coronda, provincia de Santa Fe. En tanto, su hermano Carlos, fue liberado pero bajo supervisión policial. Para entonces, el asesino se había recibido de policía y recibió el 70% de su sueldo hasta 1993. 

En 1996, la defensa de Walter logra que se le reduzca la condena a 25 años. Al año siguiente, se le vuelve a reducir la pena a 24 años y cinco meses. Después de un tiempo, el asesino contrae sida y supuestamente queda ciego y se le da prisión domiciliaria.

Fito Páez de niño, junto a sus "madres sustitutas".

Un año después, un vecino del ex juez Benjamín Ábalos que condenó a Walter a cadena perpetua, le dijo que lo vio al condenado caminar por la calle, asistir a bares y hasta manejando un auto. 

Ante esto, Ábalos corrobora lo dicho por su vecino y pide que se le revoque a Walter de sus privilegios policiales, es decir, que devuelva el dinero que había cobrado como policía y sea devuelto a la cárcel con la sentencia original de condena perpetua. 

El 3 de junio de 1998, Walter fue reingresado a la cárcel, pero tras una descompensación fue llevado al hospital de Granadero Baigorria (pocos kilómetros al norte de la ciudad de Rosario) donde finalmente murió el 12 de junio de ese año en el Sanatorio Americano (de Rosario) debido a complicaciones por el virus VIH.

Escuela Dante Alighieri, lugar donde cursaron la secundaria Walter de Giusti y Fito Páez.

El impacto en Fito Páez

La tragedia que afectó a su familia fue un golpe muy duro para Fito. Él estaba muy unido a su tía y a su abuela, y su muerte lo dejó sumido en una profunda tristeza. 

Este hecho se vería reflejado en su música, y Fito empezó a componer canciones más melancólicas y tristes, como «El jardín de la esquina», «11 y 6» y «Circo Beat». Estas canciones fueron muy exitosas y lograron conectar con el público de una manera profunda. 

La importancia de la tragedia en la obra de Fito Páez

La muerte de su tía y su abuela marcó un antes y un después en la carrera musical de Fito Páez. A partir de ese momento, su música se volvió más introspectiva y melancólica, y su estilo se transformó en un referente para muchos músicos argentinos de la época. 

El dolor que sintió Fito en ese momento lo llevó a crear algunas de las canciones más emblemáticas de su carrera, y su legado musical sigue siendo una parte importante de la cultura argentina.

ETIQUETADO:
Comparte este artículo

Dejanos tu comentario

Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

Ad image