Ad image

Otro problema judicial para Donald Trump: «Fui violada»

SCALDIA
SCALDIA

Problema judicial para Trump, El abogado del expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021), Joseph Tacopina, intentó este jueves desacreditar el testimonio de la escritora E. Jean Carroll, que acusa al exmandatario de haberla acorralado y violado en un probador de unos grandes almacenes de lujo en 1987.

Problema judicial para Trump

Después de que el miércoles Carroll contara su versión de la historia a preguntas de su abogado, Mike Ferrara, este jueves le tocó el turno al equipo de Trump, que intenta demostrar que todo es mentira y que la escritora actúa motivada por el interés propio, la fama y el dinero.

Al comienzo del interrogatorio, según recoge el medio Ley y Crimen, Tacopina le preguntó por la «supuesta» violación, a lo que Carroll contestó: «No es ‘supuestamente’, fui violada».

«Esa es su versión», replicó el abogado del magnate.

El juicio

El juicio comenzó el pasado martes con la elección del jurado y los argumentos iniciales de ambas partes.

Carroll asegura que Trump la violó en los probadores del centro comercial Bergdorf Goodman, situado en la Quinta avenida de Manhattan.

Asimismo, lo demandó por difamación, porque cuando en 2019 declaró públicamente que el entonces presidente la había violado, este la descalificó diciendo que ella no era su «tipo», que todo aquello era «una broma y una mentira» y que lo que ella buscaba era fama gratuita para promocionar un libro.

Problema judicial para Donald Trump

Durante su testimonio, Carroll reconoció que su memoria era confusa en algunos detalles (por ejemplo, en el año concreto en que sucedieron los hechos), pero que sí recordaba que todo había comenzado de una manera amistosa fuera de la tienda.

Según su versión, Trump buscaba un regalo para una mujer y la escritora se unió al empresario en la búsqueda de ese regalo, pensando que podría ayudarle en su trabajo como columnista que daba consejos.

También aseguró que no denunció lo ocurrido por el miedo y la vergüenza que sentía, aunque sí que se lo contó a dos amigas que testificarán durante el juicio.

La versión de la escritora

Durante más de una hora, la escritora contó una «escena neoyorquina divertida»: el encuentro fortuito con el magnate a la entrada de los grandes almacenes. Pero las bromas en la sección de lencería femenina del sexto piso se transformaron en pesadilla en el probador.

Según su relato, el entonces hombre de negocios y celebridad en Nueva York, hoy de 76 años, la reconoció porque ella escribía una columna en la revista Elle, «Ask E. Jean» (Pregunta a E. Jean), y la invitó en tono amistoso a ayudarle a elegir un regalo.

El tono era «muy jocoso». En la sección de lencería, Trump eligió un ‘body’. Carroll todavía no se explica, más de 25 años después, cómo pudo seguirle al probador, pese a que «la comedia estaba escalando».

«Me empujó contra la pared. Seguí riendo, no estaba segura. No quería hacer una escena», pero inmediatamente después «introdujo» sus dedos en su vagina, –«fue muy doloroso, todavía sentada aquí lo puedo sentir»– y después su pene. Todo duró «muy pocos minutos», precisó.

«Me impidió tener de nuevo una vida amorosa», confesó. A la pregunta de su abogado Mike Ferrara de si había vuelto a tener relaciones sexuales desde que fue abusada a los 52 años, Carroll respondió negativamente.

La periodista no lo contó porque «tenía miedo de Donald Trump» y «vergüenza». «Pensaba que había sido culpa mía», dijo.

Trump no estuvo presente en los dos primeros días del juicio y en principio no se espera su presencia en este mediático proceso que puede durar entre una y dos semanas.

El martes, Joe Tacopina, uno de los letrados de la defensa del magnate, dijo que la ex periodista «abusa del sistema por dinero, por razones políticas y por estatus», por lo que se espera un interrogatorio duro.

Inicialmente, Carroll se querelló contra Trump en 2019 por difamación ya que la presunta violación había prescrito.

Pero el 24 de noviembre de 2022 entró en vigor una ley en el estado de Nueva York («Adult Survivors Act») que permite, durante un año, a las víctimas de agresiones sexuales presentar demandas en la justicia civil.

A raíz de esa ley, la defensa de Carroll presentó una nueva demanda contra Trump por «manosearla, toquetearla y violarla».

Trump fue imputado a principios de abril por 34 delitos por falsificación de registros contables en el pago de dinero en negro a una actriz porno, para esconder una aventura extraconyugal.

También está siendo investigado por tratar de revertir su derrota en las elecciones de 2020 en el estado sureño de Georgia, por su presunto mal manejo de documentos clasificados sacados de la Casa Blanca y por su implicación en el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

ETIQUETADO:
Comparte este artículo

Dejanos tu comentario

Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

Ad image