Tatuajes y salud: mitos y verdades del arte sobre la piel

Conocé todo acerca de las últimas técnicas y herramientas en materia de seguridad y calidad con el experto tatuador Alejandro Saieg.


Nuevas tintas, técnicas renovadas, mejores protocolos y pautas de trabajo son algunos de los elementos que conforman el trabajo del tatuador profesional. Con las normas de seguridad e higiene como premisa, los mejores especialistas del tattoo de Argentina pueden brindar tranquilidad a las personas que se acercan a sus estudios.

Para acompañar con datos y certezas a las dudas de quienes se acerca por primera vez a este antiguo arte, ConBienestar habló con uno de los más reconocidos tatuadores del país, Alejandro “el Negro” Saieg, quien lleva más de 30 años en el rubro.

— ¿Hay peligro de infecciones o de alguna reacción alérgica con un tatuaje?

—Respecto de las infecciones, siempre es importante tomar las precauciones adecuadas en todo sentido. Con un tatuaje se está provocando en definitiva una herida en el organismo. Entonces si no se toman los recaudos de asepsia correctos, se puede retrasar la cicatrización y desencadenar una infección. Pero no tiene que suceder esto si se tienen los cuidados pertinentes tanto en la tarea del tatuador, como en las horas y días posteriores, incluyendo el lavado con jabón neutro y el tratamiento con una crema neutra.

En cuanto a las reacciones alérgicas, los estudios profesionales trabajan generalmente con todos pigmentos vegetales. Aunque en la actualidad, en el mercado se puede encontrar mucho pigmento con acrílico. Esto no quiere decir que sea malo pero tienden a formar algún tipo de reacción en el organismo, provocando una dermatitis con tratamientos que llegan a uno o dos años. Esto suele ocurrir con los colores rojos u otros colores claros. Los estudios grandes tienden a trabajar con todos pigmentos vegetales para evitar precisamente una reacción alérgica. Es clave trabajar con las últimas normas de seguridad y los mejores pigmentos avalados.

Alejandro “el Negro” Saieg, tatuador profesional, en plena tarea (Foto: La Lupita Studio).

Los principales centro de diabetes de Europa respondieron de manera adicional al vínculo de la diabetes y el tatuaje: “Hay que tener en cuenta los efectos adversos y complicaciones que puede conllevar un tatuaje en personas diabéticas, ya que existe una mayor susceptibilidad de padecer infecciones debido a que tienen su sistema inmune disminuido, procurando sobre todo estar alertas a las descompensaciones metabólicas en caso de infecciones”.

Los primeros tatuajes siempre son motivo de duda (Foto:  Juan Aunion/Shutterstock).
Los primeros tatuajes siempre son motivo de duda (Foto: Juan Aunion/Shutterstock).

—Si me tatúo algo y dentro de 5 o 10 años me arrepiento por cualquier tipo de motivo, ¿es fácil de remover?

—En el caso de arrepentirme de un tatuaje, los métodos de remoción que hay en la actualidad, tanto en la Argentina como en el mundo, evolucionaron de manera considerable. En dos sesiones -tres máximo- se remueve el tatuaje sin cicatriz, sin quemadura, sin riesgo, no deja marca, no deja absolutamente nada. Avanzó muchísimo el tratamiento con láser.

—¿Cuáles son los cuidados a tener previo al tatuaje y cómo se debe cuidar horas después?

—Hoy se trabaja completamente con material descartable. Asimismo, existe la esterilización por protocolo con un autoclave (aparato metálico y hermético de alta presión y temperatura que elimina microorganismos). Hay otros métodos para esterilizar, como el ultrasonido. Pero es fundamental el uso de material descartable para la tranquilidad de todos, especialmente de la persona que se viene a realizar un tatuaje y que viene a buscar un momento grato y no a llevarse una mala noticia o una reacción alérgica. A la par, y como ya mencionamos, los pigmentos deben ser vegetales y no deben provocar ningún tipo de reacción.

Para la cicatrización del tatuaje, el cuidado es importante. Una vez concluido se coloca una venda, que se retira luego de 3 a 6 horas. Generalmente se dan de dos a tres lavados diarios con un jabón neutro durante al menos 15 días.

Es ideal además aplicar una crema neutra que proteja y regenere los tejidos. Particularmente, yo recomiendo una conocida crema de acción terapéutica con vitamina A, vitamina E y alantoína, por lo general indicada para la piel de embarazadas o en caso de dermatitis o irritaciones. Hay otras cremas que se pueden encontrar comercializadas especialmente “para tatuajes”, pero no están avaladas en el país. Además, se aconseja evitar el sol, la playa y la pileta durante el período de cicatrización que puede ir de 3 a 30 días. La cicatrización termina cuando sea cae la “cascarita” o “pielcita” que se forma en cualquier herida.

Felipe Michlig
Exclusive
Deja un comentario
Cañonero
Comuna de Las Avispas
Comuna de La Cabral

ULTIMAS NOTICIAS

Chente
Marcelo González

ESPECTACULOS

PetShop
Exclusive

DEPORTES

Comuna de Soledad
Comuna de Santurce
Comuna de Huanqueros

TAMBIEN PASA...