Noticias de San Cristóbal Santa Fe

Su hija desapareció, la policía la encontró y ahora no quieren decirle dónde está

Norma Beatriz denuncia que le cerraron las puertas y no quieren escucharla. Su hija tiene 14 años y afronta varios problemas personales, afirmó.

Una madre atraviesa por un momento angustiante. Su hija se fue de casa, la policía la halló y ahora no quieren decirle el lugar en donde la tienen alojada. «Me prohíben información y la posibilidad de verla. Los policías me insultaron y la fiscal me amenazó. No hago nada criminal, necesito la ayuda de un abogado para saber algo de mi hija», expresó la mujer

Norma Beatriz se comunicó con Que Pasa Salta para contar su historia. El sábado pasado su hija A.B le pidió permiso para ir a la casa de una amiga, pero resulta que nada de esto fue cierto. La menor le mintió para irse por otro rumbo.

«Me dijo que se iba con una amiga a las 4 de la tarde y como no volvía salía a buscarla a las 9 de la noche. Mientras caminaba encontré a mi hijo llorando. Había visto a su hermana tomando y fumando detrás del S.U.M del B° Santa Rita (Cerrillos). De inmediato me dirigí hasta ahí y la encontré en un estado lamentable junto a un grupo de jóvenes. No voy a mentir. La llevé a casa y le di dos cintarazos. Le dije que se vaya a bañar de inmediato y cuando estaba por servir la cena, salió corriendo para la calle», sostuvo Beatriz.

Jamás iba a imaginar que aquí empezaba su calvario en la comisaría de La Isla. La señora remarcó que en dicha dependencia policial la insultaron por golpear a su hija antes de tomarle la denuncia.

«Los policías me trataron de loca. Me dijeron que es normal que los jóvenes tomen alcohol y se droguen. Asumí que le pegué pero no querían escuchar mis explicaciones», afirmó. Y agregó: «La encontraron en plena madrugada en la parada de colectivo. Me la devolvieron, pero en la noche del domingo volvió a escaparse. Fui de nuevo a la comisaría y recibí más insultos. Los policías la hallaron, pero en esta ocasión me dijeron que la menor debía ir a otro domicilio. Le pedí una explicación a la fiscal y me expresó que me va a denunciar por maltrato. No me dijo ni siquiera dónde está alojada. Me cerró la boca amenazándome y en estos momentos sigo sin saber dónde está mi hija».

Beatriz recurrió a nuestro medio para pedir la ayuda de algún abogado que pueda asesorarla e interceder. Como es el único sustento de la casa, no cuenta con recursos económicos para pagar una consulta privada.

Si hay algún profesional caritativo por favor comunicarse de inmediato con 3875 60-8818.

Felipe Michlig
Marcelo González
Deja un comentario
PetShop Peluqueria canina