Noticias de San Cristóbal Santa Fe

¿Cómo actuar ante la mordedura de una serpiente yarará?

Tras la aparición de varios ejemplares de yarará en Arroyo Leyes y otras localidades de la costa, AIRE entrevistó a Vanesa Arzamendia, investigadora del Conicet, quien brindó consejos e indicaciones sobre cómo evitar el encuentro con una de estas serpientes y cómo proceder si el ataque se produce.

Mordedura de una serpiente yarará, La aparición de serpientes yarará preocupa en la zona de la costa, particularmente en Arroyo Leyes, donde un ejemplar incluso mordió a la mascota de una familia, una perrita que terminó falleciendo. Los vecinos cuentan que nunca antes habían visto yararás con tanta frecuencia, tan cerca de las viviendas y de la gente. AIRE entrevistó a Vanesa Arzamendia, doctora en Ciencias Biológicas e investigadora del Conicet Santa Fe, quien brindó recomendaciones y consejos sobre cómo evitar el encuentro con una de estas serpientes y cómo proceder si la mordedura se produce.

Respecto a los motivos por los cuales pueden estar encontrándose ejemplares de yarará con tanta frecuencia, la especialista explicó que hay aspectos biológicos de las especies que hacen que aparezcan más en determinados momentos del año. Por ejemplo, la necesidad de alimentación, el ciclo reproductivo y la búsqueda de refugio. 

Mordedura de una serpiente yarará

Mordedura de una serpiente yarará

«Siempre que una especie viva en una zona determinada va a haber más de un espécimen. Lo cual no quiere decir que sí o si aparezcan más de una al mismo tiempo. Es un hecho que se produce de acuerdo a ciertas circunstancias», señaló Arzamendia, y precisó que en el caso de los reptiles son muy determinantes las condiciones climáticas, porque son animales de sangre fría que no pueden autorregular su temperatura. Es más usual verlas en primavera y otoño durante el día, y en verano durante el crepúsculo y la noche, aunque eso no significa que no puedan estar activas en otros horarios. 

«Tienen mayor actividad cuando el clima es más amigable, cuando la temperatura ambiente es más alta y es en la primavera cuando empiezan a moverse», indicó la bióloga y agregó que, además, transitamos la etapa reproductiva de la especie, por lo cual no es raro ver varias yararás en el mismo lugar, por ejemplo dos (un macho y una hembra) o tres (dos machos que compiten por la misma hembra). 

También hay factores ambientales que desplazan a los animales de su hábitat natural y provocan que sean halladas en inmediaciones de los entornos urbanos con mucha más frecuencia de lo habitual. Estos factores pueden ser naturales, como las inundaciones, o antropogénicos (provocados por el hombre) como las quemas.

Arzamendia aclaró que «ninguna serpiente busca morder a alguien si no se siente amenazada. Si las encontramos en el interior o el exterior de una casa, la gente va a intentar sacarla o matarla, es lógica esa interacción con el animal porque corremos un riesgo, pero también corremos un riesgo cuando intentamos matarla. Si el encuentro se produce dentro de una vivienda, el animal se va a sentir acorralado, amenazado, y es probable que ataque. Si estamos en el exterior de la casa, lo mejor es tratar de alejarse, evitarla, dejar que pase y se vaya», recomendó. También aconsejó el uso de botas al caminar por zonas no urbanizadas, lo que reduce el 80% el riesgo de mordeduras de serpientes. 

Además hizo hincapié en la importancia de las serpientes en la ecología: «No hay que matar todos los ejemplares que se nos crucen, porque tienen una función muy importante en la naturaleza y permiten mantener el equilibrio ecológico, lo que nos permite vivir en un ambiente más saludable y tener también nosotros una mejor calidad de vida», argumentó.

¿Cómo actuar ante la mordedura de una serpiente yarará?

La especialista del Conicet recordó que «la yarará tiene una dentición especialmente adaptada para inyectar veneno» y dijo que el tiempo disponible para llegar a un efector de salud luego de recibir la mordedura depende de varios factores. Entre ellos, la cantidad de veneno inoculado, la salud y el peso de la víctima y el hecho de que la mordedura haya alcanzado o no un vaso sanguíneo principal. En Santa Fe, hay que dirigirse al hospital Cullen. Son los efectores que disponen de suero antiofídico para tratar estas mordeduras: aunque no en todos los casos es necesario aplicarlo en todos los casos sí es necesaria la atención médica para la desinfección de la herida y el tratamiento de los síntomas. 

«Hay tiempo para llegar a un centro de salud. Es importante tranquilizar al paciente, no hacer torniquetes ni succión. Actuar con rapidez pero con calma», apuntó Arzamendia. De ser posible, es recomendable capturar el ejemplar que provocó el accidente, para que los profesionales que atiendan al paciente puedan estar seguros de qué especie de serpiente se trata al momento de aplicar el suero. También se puede tomar una foto en caso de no poder atraparlo.

Marcelo González PC
Felipe Michlig PC
Marcelo González MOVIL
Deja un comentario
PetShop Peluqueria canina