Los números de la Bestialidad

Muchas mujeres no colaboran para que se profundice la investigación. Otras ni siquiera quieren realizar la denuncia.

La violencia de género no diferencia niveles sociales ni económicos. Las víctimas son amas de casa y profesionales. De los barrios céntricos o de la periferia. Novias, casadas o en pareja. Madres o sin hijos. La cantidad de casos que salieron a la luz con la intervención policial y judicial se acrecienta con el paso de los años y la problemática parece no tener fin.

Uno de los ejemplos es la incansable tarea que tuvo la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar de la circunscripción Banda y Robles del Ministerio Público Fiscal. En 2019 se iniciaron expedientes por lesiones y amenazas en contra de 1.782 personas, la mayoría hombres de distintas edades; incluso adolescentes que golpearon a sus novias. Estas alarmantes estadísticas significan un promedio de 148,5 causas por mes y casi 5 casos por día.

Las fiscales doctoras Marta Ovejero y Pilar Gallo, junto a su equipo de colaboradores judiciales, a veces tienen inconvenientes a la hora de proseguir y profundizar las causas. Si bien el expediente se inicia con el llamado a la Policía, luego de que se hace cesar la agresión y el sospechoso es apresado por los uniformados, muchas de las víctimas se niegan a realizar la denuncia policial.

En tanto, otras no se presentan a las citaciones judiciales ni a los exámenes médico-forenses para determinar el grado de lesiones que presentan. No obstante, las funcionarias judiciales actúan de oficio en este tipo de causas, a fin de evitar males mayores; incluso, el asesinato de la víctima.

A pesar de las trabas, una gran cantidad de golpeadores llegan a ser detenidos en audiencias que se realizan en el Centro Judicial Banda y algunos fueron condenados en juicios abreviados. Dentro de estos expedientes, también hay casos de niños y personas mayores agredidas en el seno del hogar.

Destacan el botón antipánico

Las autoridades judiciales advierten que es importante la entrega del botón antipánico a través de las aplicaciones Santiago Protege y Santiago Acompaña en los celulares de las víctimas, quienes se sienten contenidas. Sin embargo, a veces no es suficiente para evitar hechos de violencia.

En este sentido, mantuvieron una reunión con personal de la Comisaría Segunda del Menor y la Mujer para analizar la situación y buscar alternativas para generar conciencia y educación sobre la problemática.

Deja un comentario
Cañonero
Comuna de Las Avispas
Comuna de Ñanducita

ULTIMAS NOTICIAS

Cleber Peralta
PetShop

ESPECTACULOS

Chente
Exclusive

DEPORTES

Comuna de Capivara
Comuna de Huanqueros
Comuna de Soledad

TAMBIEN PASA...