Noticias de San Cristóbal Santa Fe

Sin los votos necesarios para echar a Amalia Granata de la Cámara de Diputados, el PJ busca dar el debate sobre los discursos de odio

El PJ santafesino pretende que en la sesión de este jueves se ponga a consideración al menos uno de los dos proyectos para excluir de la Cámara baja a Amalia Granata, por sus polémicos dichos relacionados con el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Ni el Frente Progresista ni Juntos por el Cambio acompañarán las iniciativas. Los diputados oficialistas buscan que, al menos, se produzca un debate en el recinto.

Debate sobre los discursos de odio, Minutos después del intento de asesinato de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el jueves 1° de septiembre, la diputada provincial del bloque Somos Vida Unión Federal, Amalia Granata, utilizó sus redes sociales para negar el atentado con expresiones violentas y provocadoras. «Todo armado, qué pantomima!!! Ya no saben qué hacer para victimizarla! ¡Y para q suba en las encuestas! Demasiados obvios. Se les acaba la joda del choreo y la corrupción. Vamos Argentina, que podemos salir adelante sin estos delincuentes”, fue una de las primeras publicaciones de la legisladora.

Debate sobre los discursos de odio

Inmediatamente, llegó la reacción del peronismo santafesino, desde donde se presentaron dos proyectos que buscan echar a Amalia Granata de la Cámara de Diputados: uno fue presentado por el jefe del bloque del Frente de TodosLeandro Busatto, quien solicitó el desarrollo de una sesión especial para debatir la remoción de la legisladora; el otro fue impulsado por la diputada de Unidad Ciudadana–Frente de Todos, Paola Bravo, quien directamente presentó un pedido de exclusión.

Pese a la polémica generada por los tuits, ninguno de los bloques que conforman en arco político opositor en Santa Fe tiene la decisión política de acompañar al PJ en su pedido en la sesión de este jueves. Si bien se encargaron de repudiar el atentado contra la titular del Senado de la Nación y de marcar distancia respecto a los dichos de Granata, no están dispuestos a acompañar el pedido de exclusión de la diputada. 

Para avanzar el la destitución de Granata, se requiere de los votos positivos de dos tercios de la Cámara (34). El interbloque del PJ-Frente de Todos cuenta solo con siete representantes y hasta el único extra partidario que se expresó en ese sentido fue el diputado del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade

Ante consultas de los medios, el diputado Julián Galdeano (JxC) destacó que “este proyecto no pasa Labor Parlamentaria. Ahí se termina”, mientras que el diputado de la UCRMaximiliano Pullaro, explicó: “Ya expresé mi condena a lo que dijo Granata. Pero no se puede expulsar a un miembro de la Cámara, por lo que opina públicamente”. 

En diálogo con AIRE, la diputada Paola Bravo señaló que presentó el proyecto “porque me parece que los dichos de Amalia Granata conducen a más odio y violencia. Apenas ocurrió el atentado contra la vicepresidenta el pasado jueves ella salió tuiteando algo que tiene que ver con irresponsabilidad como legisladora”.

Debate sobre los discursos de odio

“Todos tenemos libertad de expresión, pero nuestra responsabilidad sobre nuestras palabras es distinta. Nosotros juramos ante una Constitución que habla de garantizar un orden democrático y la paz social y eso no sucedió”, agregó la legisladora, quien precisó: “Lo que busco es que la política se ponga un límite”. 

Por su parte, Leandro Busatto sostuvo que “no vamos a tolerar discursos antidemocráticos y de odio dentro de la Cámara. Es por eso que solicitamos la remoción de Amalia Granata, por sus dichos tras el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner”.

«Ocuparse de un tuit que no incita a la violencia, ni tiene ningún tipo de característica de odio”

«Yo represento gente en mi banca. Hay gente que piensa como yo. El kirchnerismo quiere echar a una persona que fue elegida en democracia para representar el pensamiento de los que me votaron», sostuvo Amalia Granata este miércoles en AIRE. Y afirmó que «es muy peligroso que suceda una cosa así».

Granata dijo: «En la Legislatura no toleran las opiniones diferentes. No podés tener una reacción de expulsión, uno se puede expresar en desacuerdo». En diálogo con Luis Mino y Alejandra Pautasso en Ahora Vengo, la diputada, que obtuvo su banca en 2019 con cerca de 300 mil votos, dijo que irá a la sesión de la Legislatura sin miedo. Y lamentó que «presenten este proyecto (de destitución) y no otros más interesantes que beneficien a los santafesinos que la están pasando mal diariamente». 

«Ocuparse de un tuit que no incita a la violencia, ni tiene ningún tipo de característica de odio; hacer todo este estamento, me parece una falta de respeto para la gente. Mañana en la sesión, me gustaría que se enfoquen en el hambre de la gente, la inseguridad que está siendo un flagelo enorme en la provincia. Lamento que la gente conozca a Paola Bravo por un proyecto de expulsión que va en contra del reglamento. Debería estudiarlo», lanzó Granata, en referencia a la legisladora K que se sumó a su pedido de remoción. 

«Voy a ir a la sesión tranquila. Los que tienen que estar intranquilos son los que van a perder tiempo hablando de un tuit. Van a perder una sesión para hablar de un tuit de una diputada, que tiene que ver con la libertad de expresión, en vez de estar tratando los problemas de los santafesinos. Salvo que vivamos en una provincia donde no existe ningún tipo de problema y ellos tengan tantas ganas de perder el tiempo hablando de un tuit. Es una movida política y lamento que esta señora esté ocupando una banca para ocuparse de frivolidades como Twitter y no de lo que realmente está pasando en la provincia», dijo Granata.

Felipe Michlig PC
Marcelo González PC
Deja un comentario
Exclusive