Noticias de San Cristóbal Santa Fe

Procrear Casa Propia e inflación: cómo construir una casa y no morir en el intento

Martín Moyano y Melina Albiero fueron beneficiados con el crédito Procrear Casa Propia y en seis meses construyeron su vivienda en Arroyo Leyes. Cómo hicieron para cumplir su sueño en un escenario de incertidumbre y alta inflación.

Procrear Casa Propia e inflación, El programa Procrear Casa Propia benefició a más de 7.300 familias en la provincia de Santa Fe. Una de esas familias es la de Martín Moyano y Melina Albiero, que están juntos hace 13 años, tienen tres hijos y siempre habían soñado con tener su propio techo. Sin embargo, cuando les asignaron el crédito comenzaron a correr una verdadera carrera contrarreloj que sólo los argentinos entienden para no perder el valor del dinero depositado.

Procrear Casa Propia e inflación

En noviembre del 2021, Melina y Martin fueron beneficiados por el crédito y al mes siguiente ya tenían el 95% del total depositado en una cuenta bancaria. Por esa razón, decidieron acelerar los pasos y comprar la mayor cantidad de materiales posible lo más rápido posible. 

Desde diciembre del 2021 a junio del 2022 el porcentaje de inflación en Argentina fue del 36,2%, sin embargo, para ellos «los materiales aumentaron hasta un %50»; dice Martín. 

—¿Cómo administraron el dinero para no perder contra la inflación? 

—Los materiales iban aumentando día a día. Lo primero que hicimos fue pedirle al maestro mayor de obra que nos diga qué materiales comprar y cuántos: cerámicos, cemento, arena, plasticor, baño, ladrillos, entre otros. Una vez que se nos pasó la euforia de haber salido sorteados, nos agarró una desesperación tremenda porque sentíamos que cada semana se nos iba desvalorizando el dinero

—¿Qué porcentaje sintieron ustedes de aumento? 

—Cuando empezamos a construir una bolsa de cemento costaba $820 aproximadamente y una de pegamento $600. Hoy el precio promedio es de $1.200 el cemento y $900 el pegamento. El juego de baño lo pagamos $70.000 y hoy el mismo sale $130.000. Según el relevamiento que fuimos haciendo tuvimos un 50% de aumento. 

—Y en el proyecto, ¿hubo resignaciones? 

—Sí. Al principio soñamos más alto y después tuvimos que ir achicando gastos. Habíamos pensado un balcón que tuvimos que resignar porque no pudimos afrontar ese gasto. Hoy quedan sólo algunos detalles de la obra pero el final nos está costando mucho por la falta de precio y de materiales. 

—¿Tuvieron que afrontar algún gasto que no tenían previsto? 

—Cuando empezamos a construir tuvimos que poner un 10% del crédito en los pilotes porque el terreno está en una zona no defendida. Ese fue un gasto que, lógicamente, no estaba previsto. Nosotros tuvimos que diagramar todo de nuevo para poder llegar.

La historia de Martín y Melina: el sueño de la casa propia

Durante el 2021, Martín y Melina se anotaron al crédito sin muchas ilusiones. Ya se había inscripto en otras oportunidades y nunca habían sido beneficiados. «Desde el primer procrear que nos venimos anotando y nunca nada. La verdad pensamos que no era algo para nosotros pero nos anotamos por inercia y salimos sorteados«, dice Martín a AIRE. A menos de cumplirse un año del primer desembolso, Martín y Melina ya pagaron dos de las 130 cuotas del crédito.

Procrear Casa Propia e inflación

«Vivíamos en la casa de mis padres y esta oportunidad nos cambió la vida. Hoy podemos decir que tenemos una casa propia, hecha desde cero por nosotros», dice Martín. 

Los créditos que se dieron durante 2021 tuvieron una particularidad: fueron entregados en sólo dos desembolsos y eso posibilitó a muchos comprar material y poder avanzar más rápidamente con la construcción. 

—¿Cómo se organizaron con el crédito? 

—La verdad que fue muy simple. Hicimos todo por internet, sólo visitamos una vez el banco y el resto fue todo online. A los pocos días de ser beneficiados, teníamos el 95% del crédito en nuestra cuenta. Por supuesto que lo invertimos rápidamente en la vivienda para que no se desvalorice y eso nos permitió avanzar. En sólo seis meses pudimos terminar de construirla. 

—¿Cómo fue tener que construir con un modelo prestablecido? 

—Fue fácil porque hay un pequeño margen para modificar. Pudimos respetarlo en la gran mayoría pero, por ejemplo, tuvimos que construir en altura porque es zona inundable.

El programa Procrear Casa Propia benefició a más de 7300 familias en la provincia de Santa Fe. Una de esas familias es la de Martín y Melina que están juntos hace 13 años, tiene tres hijos y siempre habían soñado con tener su propio techo.

El programa Procrear Casa Propia benefició a más de 7300 familias en la provincia de Santa Fe. Una de esas familias es la de Martín y Melina que están juntos hace 13 años, tiene tres hijos y siempre habían soñado con tener su propio techo.

—¿Hubo inspecciones? 

—Vinieron de la UTN a inspeccionar una sola vez, sacaron fotos y me dijeron que estaba todo bien. Fue muy accesible. Lo que ellos buscan saber es que no hayas gastado el dinero en otra cosa. 

—¿En algún momento se arrepintieron de haber tomado el crédito? 

—No sé si nos arrepentimos, pero sí nos complicó mucho saber que el proyecto de la defensa oeste pasaría por la vereda de mi casa y a nosotros nos dejaría afuera de la zona protegida. Después de la ilusión de la casa propia vino esta parte oscura que no tiene nada que ver con el Procrear. 

Felipe Michlig
Marcelo González
Deja un comentario
PetShop Peluqueria canina