Los enigmas en torno al crimen del médico ejecutado de un tiro en la nuca a metros de la frontera entre Córdoba y Santa Fe

Daniel Casermeiro apareció en un descampado, cerca de una balanza de camiones, en Estación Luxardo, lugar que había sido rastrillado el domingo. A unos metros de allí fue encontrado hace cinco días su BMW con 800 mil pesos, oro y joyas.

El cadáver del ginecólogo Daniel Casermeiro fue encontrado por un hombre al costado de la ruta que une San Francisco con Estación Luxardo, a 10 kilómetros del límite con Santa Fe, en esa frontera compleja donde se repiten hechos sangrientos desde hace tiempo.

La autopsia estableció que murió de un disparo en la nuca. En un principio se pensó que el cuerpo había sido quemado, pero la autopsia lo descartó. Se sospecha que fue asesinado el jueves de la semana pasada, el día que desapareció.

El crimen del médico -que desde 2007 era uno de los dueños del Instituto Diagnóstico por Imágenes San Martín en San Jorge, Santa Fe- encierra varios misterios que los investigadores aún no pueden dilucidar, pero durante las últimas horas el círculo parece haberse cerrado sobre un socio de Casermeiro. Sin embargo, el fiscal Bernardo Alberione se encargó de recalcar este mediodía: “No sabemos dónde derivará la investigación”.

El funcionario ordenó anoche la detención de Gerardo Gette, uno de los tantos socios que el médico tenía en esa zona. La casa de Gette fue allanada el domingo pasado, pero anoche el fiscal ordenó su aprehensión luego de que el cadáver de Casermeiro apareciera a unos metros de la balanza de camiones que tenían en sociedad el ginecólogo y Gette. El detenido será indagado el lunes próximo por homicidio calificado. Fue uno de los últimos que vio al médico y habrían mantenido una discusión.

El primer enigma del caso recae en cómo y dónde se encontró el cadáver. Un hombre que pasaba por allí vio el cuerpo en un descampado e informó a la policía del hallazgo. Apareció en una zona que ya había sido rastrillada por 70 efectivos. Se revisó una cuadrícula de 195 kilómetros durante una semana pero nunca divisaron el cadáver.

¿El médico fue asesinado en ese lugar? El fiscal prefirió “no dar precisiones” en la conferencia de prensa. Dijo que se trató de una ejecución “a traición desde atrás” con un disparo “en la nuca”. Alberione tampoco aportó datos sobre el móvil del crimen.

En el medio persisten varias incógnitas sobre la muerte de este empresario de la medicina. Porque la pista principal que manejan los investigadores apunta a que su muerte tendría que ver con cuestiones vinculadas a una actividad paralela que el ginecólogo tenía en esa zona, donde manejaba una mesa de dinero, realizaba inversiones y prestaba fondos con altos intereses.

El cuerpo fue hallado en un campo cerca de una balanza de camiones sobre la vieja ruta 1, que une Estación Luxardo con San Francisco, que había sido allanada el domingo pasado, cuando se buscaba al médico, por entonces desaparecido.

De acuerdo a la autopsia, el cuerpo tenía un disparo en la nuca, pero el cuerpo no estaba calcinado sino en avanzado estado de descomposición. Habría sido ejecutado el mismo jueves en que desapareció.

El domingo pasado fue encontrado a unas cuadras de allí el auto BMW 220i de Casermeiro, que también guarda varios enigmas. El vehículo estaba sobre un camino de tierra transversal a la ruta. En el interior de la cupé blanca había lingotes de oro, joyas de alto valor, 800.000 pesos y algunos dólares. El auto no estaba embarrado ni tenía vestigios de lluvia, a pesar de que durante el fin de semana la zona fue azotada por una fuerte tormenta. Se sospecha que fue llevado allí desde otro lugar.

Antes de que apareciera el cuerpo del ginecólogo, la familia había anunciado a disposición una recompensa de un millón de pesos para quien aportara información sobre este hombre de 61 años, que el jueves de la semana pasada no fue al gimnasio como lo hacía todas las mañanas y no se supo más nada de él.

Las dudas en torno a este misterioso crimen pasan por cómo fue hallado el cuerpo en un lugar donde se realizaron los rastrillajes. Una de las hipótesis que se manejan es que este asesinato tendría que ver con manejo de dinero en negro. Pero en esta mecánica no se descarta que haya una organización criminal involucrada.

El cadáver del médico fue encontrado a la vera de un camino rural, en inmediaciones de Estación Luxardo.

El cadáver del médico fue encontrado a la vera de un camino rural, en inmediaciones de Estación Luxardo.Foto: La Voz de San Justo

El médico fundó el sanatorio Argentino en San Francisco y la mayoría de su familia trabaja allí. Luego las inversiones en varios rubros, entre ellos la medicina, crecieron en los últimos 15 años. Una de esas inversiones fue en San Jorge, donde con otros socios de San Francisco, fundó el Instituto Diagnóstico San Martín.

«La última llamada de mi papá, el jueves, fue a una inmobiliaria, por una propiedad que iba a comprar. El dinero que encontraron casi coincide con la cifra que tenía que pagar«, dijo su hijo Federico el fin de semana a los medios de San Francisco.

Los dichos de su hijo fueron confirmados por los investigadores. La última conexión de WhatsApp de Casermeiro fue a las 16 del jueves de la semana pasada. Debía ir a una inmobiliaria a la tarde. La última vez que lo vieron fue a las 14, cuando compró dos botellas de Powerade y una de Gatorade en un kiosco cerca de Estación Luxardo. Pagó con un billete de 200 pesos. Pero antes, vecinos de San Francisco lo vieron en la ciudad discutiendo con Gette.

El domingo pasado a las 23.30, horas después de que su casa fuera allanada, Gette posteó en su perfil de Facebook su enojo porque su nombre había aparecido en algunos medios de comunicación locales. “Hoy estamos pasando una situación desesperante con la desaparición de mi amigo el Doc Casermeiro… A raíz de eso se realizan allanamientos, testimoniales, etc., lo cual me parece perfecto de parte de la policía y la justicia que hacen su trabajo. Pero es realmente triste para su familia y amigos, la falta de seriedad de todos éstos informantes de cuarta que se pelean por dar malas noticias. Hay que usar leyes penales para estos irresponsables!!!”, escribió Gette, quien cinco días después fue detenido como principal sospechoso del crimen.

Antecedentes

El 20 de enero de 2015 un crimen similar ocurrió a unos 15 kilómetros de donde fue encontrado el cuerpo de Casermeiro. El lugar era del otro lado del límite santafesino, en la localidad de Frontera. Allí fueron hallados dos hombres asesinados a tiros y calcinados en un Peugeot 307 negro.

Este doble crimen mafioso -como lo calificaron los investigadores judiciales- estuvo ligado a la trama narco que se anuda en esa zona, después de que fuera detenido a mediados de diciembre de 2013 Héctor Gallardo, conocido como «El Patrón».

Los dos hombres asesinados eran oriundos de Santo Tomé: Germán Ezequiel Lozada y Martín Chamorro, conocido por el apodo de «Pitín». Lozada había cumplido una condena de siete años por comercialización de estupefacientes. Y en noviembre de 2010 protagonizó un intento de fuga del penal de la comisaría 25a. de El Pozo, Santa Fe. Lozada, junto con otro recluso, intentó huir a través de una especie de túnel que hicieron en el baño del calabozo.

Por ese hecho fue imputado Franco Figueroa, quien era árbitro de fútbol y sicario. Impartía justicia en las canchas de las ligas regionales de Córdoba y Santa Fe, y a su vez era un asesino a sueldo del clan Gallardo.

Hay otras muertes que se sospechan están ligadas al narcotráfico en esa zona del centro del país, convertido en un nodo logístico para distribuir estupefacientes en las provincias de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Mendoza, Buenos Aires y también Chile.

El clan Gallardo perpetró también el homicidio de Luis Mariano Peralta, quien falleció el 6 de mayo de 2017, tras recibir dos disparos el 12 de abril de ese año. A todo ello se suman distintas investigaciones por extorsión, amenazas, lesiones y robo.

Nota Aire de Santa Fe
Deja un comentario

LO MAS VISTO

Exclusive
PetShop

ULTIMAS NOTICIAS