La larga batalla de Mario: murió a los 14 años por las secuelas del COVID en sus órganos

Estuvo internado más de 90 días. Se había estabilizado, incluso dio negativo en las pruebas, pero volvió a empeorar y murió el 16 de junio.

Un adolescente de 14 años murió por las complicaciones en sus órganos que le ocasionó el COVID. Mario Ruocco es una de las víctimas más jóvenes de la pandemia, en Italia.

Desde su nacimiento, había combatido con la fuerza y ​​determinación de un león, habiendo llegado al mundo prematuro. Pero, poco a poco, había logrado superar todas esas pequeñas complicaciones que se habían presentado en su camino. Luchó incluso cuando el COVID lo debilitó cada vez más, pero, al final, perdió la batalla. ¿Cómo un joven muere de coronavirus a los 14 años? Esto es lo que todos se preguntan tras el fallecimiento del joven estudiante Mario Ruocco, natural de Sant’Egidio del Monte Albino, Salerno, Italia.

Mario, de Módena, había luchado durante 90 días contra el virus, pero finalmente no pudo superar las lesiones que sus órganos habían sufrido, a pesar de que ya había dado negativo en los tests. Es una las víctimas más jóvenes de Italia, según informan medios locales.

El adolescente falleció el pasado martes en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Baggiovara luego de que hace tres meses, el 10 de marzo, fuera internado en Sant’Orsola por severos síntomas relacionados con el Covid-19. Su abuelo paterno, que lleva el mismo nombre, solía visitar a su nieto en el hospital cada 15 días y recientemente, al alcalde del pueblo le había anunciado una mejora en las condiciones del joven que, lamentablemente, falleció.

El joven Mario Ruocco no presentaba comorbilidades.

El joven Mario Ruocco no presentaba comorbilidades.

A través de una publicación en Facebook, el alcalde de Sant’Egidio, Antonio La Mura, expresó su cercanía a la familia de la víctima: «Queridos conciudadanos, hace unos minutos me enteré de la terrible noticia de la muerte, en Módena, de un niño de apenas 14 años, cuya familia proviene de Sant’Egidio del Monte Albino. Es Mario Ruocco».

«Luchó como un león durante 90 días, pero aunque las pruebas dieron negativo, no superó las dramáticas secuelas de la enfermedad en sus órganos internos. En este momento de dolor inconsolable, quiero expresar públicamente al padre Antonio y a la madre Olga la cercanía de toda la comunidad de Sant’Egidio. Un pésame que, como es natural, dirijo a toda la familia, en particular al abuelo Mario Ruocco y a la abuela Antonietta Marcone, nuestros queridos conciudadanos».

Mario Ruocco con sus padres, en una playa italiana.

Mario Ruocco con sus padres, en una playa italiana.

Mario, según las primeras fuentes médicas, no padecía patologías previas. Había sido internado en marzo ya con severos síntomas y pasó inmediatamente a cuidados intensivos. Nunca llegó a salir de la UCI aunque ya había dado negativo. Hace una semana, el 8 de junio, fue trasladado a Baggiovara. Fue allí donde falleció el 16 de junio.

La doctora Elisabetta Scalera, la pediatra de Mario desde su nacimiento, dijo que el joven falleció porque «los órganos se agotaron por el efecto del virus», contó. Y agregó: «No, no tenía problemas cardíacos, no era diabético ni hipertenso. Como tantos había tenido algunas complicaciones que luego superó. Al final del proceso evolutivo lo vi bien: lo había recuperado todo y no tenía problemas desde el punto de vista de patologías importantes».

¿Qué pudo haber desencadenado la muerte de Mario? «Covid es covid: tuvo complicaciones relacionadas con las infecciones que provoca el virus. Tenemos en cuenta que en esta segunda oleada se registraron 3.000l casos de ingresos hospitalarios en edad pediátrica: en la primera fueron sólo 388. Muchos fueron internados en cuidados intensivos por síndrome inflamatorio multisistémico. Los fallecidos fueron 27; en la primera oleada cuatro”, agregó la doctora Scalera.

Preocupación por el síndrome inflamatorio multisistémico.

Preocupación por el síndrome inflamatorio multisistémico.

La mitad de los niños que desarrollaron este grave síndrome inflamatorio asociado al coronavirus, tenían síntomas o signos neurológicos cuando ingresaron en el hospital, según una investigación.

Síntomas como dolores de cabeza, encefalopatía y alucinaciones. surgieron a partir del MIS-C, de acuerdo al estudio que se presenta en la 73ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología que se celebró este año.

Erupciones en la piel, otra de las consecuencias del Covid.

Erupciones en la piel, otra de las consecuencias del Covid.

El MIS-C es una rara complicación y potencialmente mortal relacionado con Covid-19. Los especialistas cuentan que puede aparecer entre dos y seis semanas después de la infección, incluso en casos asintomáticos de coronavirus.

Similar al Kawasaki

En 2020, Juan Carlos Morales, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Niños de La Plata, había descripto cómo era la patología.  “¿Qué tiene que ver con el síndrome de Kawasaki? Es una reacción muy similar, en especial por la fiebre prolongada y los cambios en la piel, en las mucosas y del tamaño de los ganglios, en cuanto a las manifestaciones clínicas, además de otras que se ven por laboratorio”.

Básicamente “el SIM es una forma de shock tóxico, solo que en los casos de coronavirus es más exacerbado que el Kawasaki”. Puntualmente, aclaró, “este virus -como ocurre con otros- se comportan como superantígenos, es decir, antígenos que tienen la capacidad de generar una activación de varios sistemas inflamatorios dentro del organismo. Así, se desencadena una gran liberación de citoquinas -o tormenta de citoquinas proinflamatoria- cuya función debería ser controlar la infección, pero, al ser descontrolada, termina generando daño en el organismo, sobre todo al nivel de los endotelios vasculares”, contó el año pasado. 

Deja un comentario

LO MAS VISTO

PetShop
Exclusive

ULTIMAS NOTICIAS